Cirugía de la nariz

La nariz tiene gran importancia en el marco estético de la cara, al ser el apéndice más prominente de la misma, cualquier defecto da como resultado grandes complejos para el paciente.

La cirugía consiste en la remodelación de las posibles alteraciones y zonas, la punta (estrechar, subir...), disminuir el tamaño de los orificios nasales, alisar las posibles jibas de su perfil, corregir las deviaciónes del tabique con ayuda de un otorrinolaringologo, etc…intentando así conseguir las proporciones adecuadas y/o deseadas.

Si la rinoplastia es completa, es decir, de punta y dorso recomendamos la anestesia general, (aunque no es imprescindible) y por lo tanto requiere el ingreso en la clínica de una noche. Si solo hay que rectificar la punta nasal se puede realizar con anestesia local y sedación, pudiendo volver a su domicilio unas horas después.

Tras la cirugía se aplica un apósito semirrígido para estabilizar las zonas operadas que se retira entre los siete a diez días.

Se debe valorar la proyección del mentón por si fuera necesario realizar una reducción o aumento del mismo (perfiloplastia).

Para más información, se puede poner en contacto con nosotros mediante este formulario:

Navega...

* Campos requeridos