Láser para venas faciales

Láser para venas faciales

INDICACIONES

1. Grandes varices

Utilizamos el Endolaser, mediante la punción de una vena grande y con anestesia local, se introduce un catéter (que es una fibra óptica) hasta el punto deseado, localizándolo con ecografía.

Al ir retirando la fibra óptica, se aplica energía láser que provoca la fibrosis de la vena afectada.

Esta técnica tiene múltiples ventajas comparándola con la cirugía convencional, como son la anestesia local, que es ambulatoria, que no es dolorosa, minimizando las complicaciones y ofreciendo una reincorporación precoz a las actividades normales.

2. Venas varicosas de pequeño tamaño (venas residuales o recidivas después de una intervención)

3. Arañas vasculares para tratamiento estético.

4. Venas o dilataciones venosas en la cara.

5. Puntos rubitécnica

Un tratamiento con láser consiste en producir una coagulación de la sangre en el interior del vaso y posterior colapso del mismo. Para conseguirlo hacen falta varias sesiones consecutivas sobre la misma zona y estas sesiones deben estar separadas entre ellas por un periodo no inferior a 6 semanas.

En este intervalo de tiempo complementamos el tratamiento con otras técnicas y, dependiendo de la superficie a tratar, calcularemos el número de sesiones para cada caso.

¿Es doloroso el tratamiento?

Solo se percibe como un discreto pinchacito o igual que un golpe de una goma elástica.

No se precisa anestesia local ni medicación analgésica (si usted lo requiere se aplica una crema anestésica vía tópica).

Resultados

Los resultados en general son positivos al 100 %. Varía según la idiosincrasia de cada paciente obteniéndose una notable mejoría en todos los casos.

Solicite información y asesoramiento. No dude en contactar con nosotros: 

Navega...