Mesoterapia

La mesoterapia consiste en inyectar en la dermis (justo debajo de la piel) cantidades mínimas de ciertos medicamentos de reconocida eficacia para:

  • Activar la circulación local.
  • Alterar la permeabilidad de las paredes celulares de los adipositos y facilitar la liberación de su contenido graso.
  • Mejorar la oxigenación tisular.
  • Producir una combustión local de las grasas.

La inyección se realiza a lo largo de los trayectos venosos principales y en todas las áreas celulíticas, mediante agujas muy cortas y finas, montadas sobre jeringuillas convencionales o jeringas mecánicas, más o menos sofisticadas.

Son necesarias, inicialmente de ocho a diez sesiones (con valoración a la tercera o cuarta semana) con una frecuencia semanal. Contemplado este protocolo inicial, se establecen sesiones de mantenimiento, más o menos espaciadas en el tiempo, según la evolución.

En caso de sobrepeso, es estrictamente necesario asociar un tratamiento dietético; Es muy conveniente asociar sesiones de masaje circulatorio y/o drenaje linfático o de mejora de la flacidez existente ( Endermologie).

La mesoterapia es el tratamiento de elección para la celulitis difusa. Se obtiene una neta mejoría de la calidad de la piel (“piel naranja”), una disminución importante del volumen tisular, y una mejoría de la pesadez de piernas (mala circulación).

Los resultados que se obtienen varían dependiendo del paciente.

Si desea recibir más información sobre este servicio, nos lo puede solicitar mediante el formulario:

Navega...