Ginecomastia

Durante la pubertad es habitual que la glándula mamaria masculina aumente de tamaño debido a los cambios hormonales de este periodo y, posteriormente, regrese a su tamaño normal.

No obstante, en algunos casos, la glándula queda aumentada permanentemente provocando una evidente alteración estética con la correspondiente afectación psico-social que ello conlleva. En la ginecomastia puberal es conveniente esperar y, si no se resuelve espontáneamente, se extirpa quirúrgicamente.

Otro tipo de ginecomastia es la secundaria a medicamentos (corticoides, anabolizantes, diuréticos, antiácidos, etc.) o por enfermedad (distrofia adiposo-genital, cirrosis hepática, etc.). La pseudoginecomastia es un tipo de ginecomastia que presenta un componente mayoritariamente graso y se manifiesta especialmente asociada a la obesidad y se soluciona con liposucción.

La anestesia normalmente es local y/o con sedación. A través de una pequeña incisión en la areola se vacía el exceso de tejido glandular y graso.

El postoperatorio consiste en llevar una faja torácica unas tres semanas.

Complete el formulario para recibir más información y asesoramiento:

Navega...